Consejos para cultivar piñas

Las piñas (ananas comosus) son miembros resistentes de la familia de las bromelias. Por lo general, se cultivan en regiones tropicales. El cultivo de piña no requiere demasiada experiencia. La planta de piña no requiere riego y fertilizantes excesivos para crecer bien. Esto hace que la piña sea una de las plantas frutales más fáciles de cultivar.

Seleccione una piña saludable

Visite una tienda y seleccione una piña saludable. Asegúrese de que la fruta que recoge no tenga moho y no haya perdido toda su humedad. Si una hoja que intentas sacar del centro de la piña se desprende fácilmente, busca otra.

Separe el Brote y Estimule la Formación de Raíces

Tome la piña y corte cuidadosamente las hojas justo encima de ella. Asegúrese de que el tallo esté bien separado de la carne de la piña. Las hojas en la parte exterior del tallo deben eliminarse dejando solo alrededor de cinco a seis hojas cerca del centro. Dos días es todo lo que se necesita para que el brote se endurezca y aumente la resistencia a la pudrición de la raíz. No use demasiada agua para introducir el brote. Asegúrese de que las hojas no estén en contacto con el agua. Encuentra un punto brillante para mantener el brote por un período de dos semanas o hasta que se desarrollen las raíces.

Plantación adecuada de los brotes

Encuentre un lugar apropiado para plantar su brote. La mayoría de los jardineros profesionales recomiendan el uso de macetas de 3 galones para plantar. Agregue aproximadamente 3 pulgadas de tierra en esta maceta y empuje el brote en la capa de suelo, asegurándose de que el suelo no cubra ninguna parte de las hojas. Este arreglo a menudo ha demostrado ser ideal para el crecimiento de plantas de piña hasta un período de al menos 6 meses o 1 año.

Retire las hojas envejecidas del fondo de la maceta y reponga la capa de suelo a medida que observe más crecimiento. Recuerde que el centro de la planta debe mantenerse en un estado libre de suciedad en todo momento.

Espaciado adecuado de la piña

 Un manojo de piñas.

Si el brote se planta directamente en el suelo, mantenga un espacio de al menos 12 a 13 pulgadas entre las plantas de piña y colóquelas a una profundidad promedio de 2 a 4 pulgadas.

No regar en exceso

Las plantas de piña no requieren demasiado cuidado. Un principio ampliamente seguido entre los cultivadores es regar las plantas al menos una vez a la semana. El agua se puede verter de tal manera que pase a través del centro de la planta; esto no solo ayuda a limpiar la suciedad oculta allí, sino que también suministra humedad a las raíces recién desarrolladas en la base de las hojas.

Use el fertilizante correcto

Al recoger un fertilizante para piñas, opte por uno que sea rico en nitrógeno. Combinar fertilizante líquido con un poco de agua sería una buena manera de fertilizar estas plantas, ya que la retención de fertilizantes secos en el centro de la planta está lejos de ser beneficiosa para ella. Recuerde verter su mezcla de fertilizantes líquidos de tal manera que ninguno de ellos fluya por el centro de la planta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.