Sara Moros actuará en El Campello en el Ciclo Teatro de Cámara

Teatro de Cámara vuelve a El Campello con la obra A Margarita de la mano de la actriz alicantina Sara Moros

El Campello, Alicante y Sant Joan recuperan el ciclo Teatro de Cámara, una iniciativa para programar, de forma mancomunada entre diferentes municipios de la comarca de l’Alacantí,  textos contemporáneos de autores nacionales con autores locales en íntimas producciones para poco público. 

En una Rueda de Prensa realizada el pasado 6 de marzo, en el Hall del Teatro Principal de Alicante, Francesc Sanguino, director del Teatro Principal de Alicante, Pere Lluís Gomis, concejal de Cultura de El Campello, Clara Rodríguez, concejal de Cultura de Sant Joan y la actriz alicantina Sara Moros presentaron la vuelta a la escena de la iniciativa Teatro de Cámara.

La necesidad de ofrecer al público una programación cultural de calidad y con el fin de crear redes culturales entre los municipios de la comarca es el origen del ciclo Teatro de Cámara y por ello, A Margarita se representó el pasado domingo en el Principal de Alicante y se representará el 13 de marzo en Alicante, el 14 en Sant Joan y el 15 en El Campello.  

El Concejal de Cultura, el socialista Pere Lluís Gomis, destacó que para el municipio de El Campello la Casa de Cultura es un referente cultural de mucho calado, y por tanto es importantísimo para nuestro municipio ofrecer una oferta cultural variada y de calidad. Pero para municipios con auditorios pequeños es muy difícil acceder de forma invidualizada a estos productos culturales.

Así la Programación Mancomunada con el Principal de Alicante y otros municipios de la provincia nos ofrece la posibilidad de programar en El Campello obras como A Margarita.

El concejal ha querido recordar, que El Campello participa de Circarte y de otras iniciativas similares gracias a la Programación Mancomunada.

La protagonista de la nueva propuesta de este teatro íntimo y cercano es la actriz alicantina Sara Moros, manifestó que mientras leía A Margarita se daba cuenta de que esa mujer le iba a dar la oportunidad de trascender su propia experiencia vital, la más transformadora que ha vivido hasta ahora: su encuentro con el miedo a la muerte, a la enfermedad y a la mutilación.

Un cáncer, esa enfermedad terrible, es el punto de unión entre Sara y Margarita, y la necesidad de contarlo y, al final, a través de la catarsis que produce el teatro, mostrar que todos estamos hechos de los mismos miedos y a todos nos mueve la misma pulsión por vivir.

Eso es lo que nos hace iguales: las ganas de vivir.